Domingo, 8 de Julio de 2018 | 12:06 pm

Facebook censuró la Declaración de la Independencia de EE.UU. por considerarla un 'discurso discriminatorio'

La popular red social debió posteriormente pedir disculpas y restituir el contenido.

Facebook censuró la Declaración de la Independencia de EE.UU. por considerarla un 'discurso discriminatorio'
Facebook censuró la Declaración de la Independencia de EE.UU. por considerarla un 'discurso discriminatorio'

Infobae

"En algún lugar de los párrafos 27 a 31 de la Declaración de la Independencia [de los Estados Unidos], Thomas Jefferson escribió algo que le resultó ofensivo a Facebook", ironizó Casey Stinnett, editor de The Vindicator. En los días previos al 4 de julio, el periódico del condado de Liberty en Texas desafió a sus seguidores en la plataforma a que leyeran completo el texto histórico, y lo dividió en 12 partes que publicó en su cuenta. Y una de ellas no salió: "La publicación va contra nuestros criterios sobre discurso discriminatorio".

Stinnett explicó en el sitio del diario: "Las primeras nueve partes se publicaron tal como pautamos, pero la décima parte, que consistía en los párrafos 27 a 31 de la declaración, no salió. En cambio, The Vindicator recibió una comunicación de Facebook". La red social le pedía "que revisara los contenidos de su página y eliminara aquello que no cumpliera con la política" de la plataforma.

Los párrafos que el sistema censuró aluden al reino de Inglaterra y el monarca Jorge III:

"Ha abdicado al gobierno de aquí, declarándonos fuera de su protección y costeando la guerra en contra nuestra.

Ha saqueado nuestros mares, devastado nuestras costas, incendiado nuestras ciudades y destruido las vidas de nuestra gente.

En este momento, transporta grandes ejércitos de mercenarios extranjeros para concluir su obra de muerte, desolación y tiranía, iniciada ya en condiciones de crueldad y perfidias apenas igualadas en las más bárbaras épocas y totalmente indignas del jefe de una nación civilizada.

Ha obligado a nuestros conciudadanos capturados en alta mar a empuñar las armas contra su propio país, a convertirse en verdugos de sus amigos y hermanos o a perecer bajo sus manos.

Ha alentado las insurrecciones domésticas entre nosotros y ha tratado de inducir a los habitantes de nuestras fronteras, los despiadados indios salvajes, cuya norma de lucha es la destrucción indiscriminada de todas las edades, sexos y condiciones."

El editor de The Vindicator sospechó que la alarma sonó por la expresión "despiadadados indios salvajes". Bromeó: "Quizá si Thomas Jefferson hubiera escrito 'nativos americanos en una etapa difícil de su desarrollo cultural' hubiera sido mejor. Lamentablemente, Jefferson, como la mayoría de los colonos británicos de aquel entonces, no miraban con buenos ojos a los nativos americanos".

El editor se lamentó de que la censura a la publicación hubiera sucedido de manera automática. "Si algún ser humano que trabaje en Facebook la hubiera revisado, sin dudas habría sido autorizada", escribió. También se lamentó de que buscó infructuosamente una manera de contactar a la empresa de Mark Zuckerberg para apelar, o más bien advertir del error que circulaba ya en el mundo: "No parece que la gente de Facebook quiera que alguien los contacte. O al menos no lo hacen fácil. The Vindicator le envió un mensaje de feedback, la única manera que encontró de contactar a la compañía".

Destacó que en abril la vicepresidenta de Política Global de Facebook, Monika Bickert, dijo que se iba a habilitar un camino para que la gente pudiera apelar las decisiones del sistema. "Sin embargo, la nota a The Vindicator no contenía una opción para solicitar la revisión", agregó.

Tras reconocer el derecho de la empresa a no publicar en su plataforma lo que deseara, pero a la vez considerar la censura del texto fundacional de la nación, de 1776, un acto "estúpido", Stinnett señaló que "el problema que enfrenta The Vindicator es que se ha vuelto dependiente, quizá demasiado dependiente, de Facebook para comunicarse con los residentes locales y promover el periódico". Y que la remoción de la publicación lo ponía en un aprieto: si publicaba las dos partes finales de la Declaración de Independencia y la plataforma la encontraba ofensiva, el medio podía perder su cuenta.

Stinnett es historiador, aclaró: "Y para disfrutar el estudio de la historia una persona debe disfrutar de la ironía. Es una ironía realmente grande que las palabras de Thomas Jefferson sean censuradas hoy en los Estados Unidos".

Por fin, Facebook habilitó la publicación del documento histórico. La compañía envió un correo a The Vindicator: "Parece que cometimos un error y eliminamos algo que ustedes publicaron en Facebook y no va contra nuestros Estándares de la Comunidad. Queremos disculparnos e informarles que hemos restituido el contenido y eliminado cualquier bloqueo a la cuenta vinculado a esta acción incorrecta".

Curiosamente, los mensajes discriminatorios y violentos contra la población rohingya en Myanmar circularon sin problemas en la plataforma, e inclusive tuvieron un pico de crecimiento al comienzo de la crisis. La Organización de las Naciones Unidas advirtió que mediante sus cuentas en red social los budistas ultranacionalistas "incitan a la violencia y al odio contra los rohingya y otras minorías étnicas".

Fotos: Shutterstock

pixel
Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios