Miércoles, 12 de Julio de 2017 | 1:56 pm

Debía someterse a una cirugía en una zona íntima, pero un error del médico hizo que todo terminara de la peor forma

Tras casi cuatro años de ocurrido el hecho, un tribunal de Pensilvania entregó su resolución sobre lo que el afectado acusa un acto de negligencia médica.

Debía someterse a una cirugía en una zona íntima, pero un error del médico hizo que todo terminara de la peor forma
Debía someterse a una cirugía en una zona íntima, pero un error del médico hizo que todo terminara de la peor forma

Steven Hanes sufría en el año 2013 un incesante dolor testicular, hecho que lo motivó para llegar hasta la consulta de un urólogo para poder encontrar una solución a su incómodo malestar. El especialista tras solicitar una serie de estudios llegó a la conclusión de que el testículo derecho del paciente se encontraba atrofiado, por lo que decidió programar una extirpación quirúrgica.

La intervención que prometía dar fin a los fuertes dolores sufridos por Hanes se llevó a cabo en el Hospital J.C. Blair Memorial de Pensilvania, recinto que sería testigo de un grave error cometido por el profesional médico al momento de llevar a cabo la orquiectomía, que a primera vista había sido todo un éxito.

shutterstock_462683674

Lamentablemente para Steven, el profesional Spencer Long, encargado de llevar a cabo el procedimiento, cometió un grave error, ya que este extirpó el testículo equivocado, quitando del organismo del paciente la glándula ubicada en la zona izquierda de su cuerpo.

Tras concretado este hecho, en el año 2014, el afectado decidió interponer una demanda en contra de Long y el centro hospitalario bajo los cargos de negligencia médica. Pero según consigna el portal Infobae, tuvieron que pasar casi cuatro años para que un jurado de Pensilvania entregara su veredicto y le concediera al paciente afectado la suma de 870 mil dólares por concepto de indemnización y 250 mil por daños punitivos.

"Entiendo que este caso se volviera viral por la parte del cuerpo que está involucrada, pero lo cierto es que esta condición ha afectado a mi cliente de manera significativa (...) Aunque algunos pueden verlo como algo cómico, la indemnización fue totalmente justificada de acuerdo con las evidencias presentadas y el costo que ha tenido que pagar Steve", manifestó el abogado del demandante, Braden Lepisto al diario The Washington Post.

shutterstock_601194344

A pesar de que ya existe una resolución legal al problema que afectó a este paciente, aún se desconocen cuáles fueron las causas que llevaron a este doctor sufrir este grave error, ya que según consignó el abogado de Hanes, este habría entregado una explicación que no cuenta con sustento anatómico.

"Afirmó (el cirujano) que había quitado el testículo que estaba en el lado derecho del escroto y que el testículo tenía un cordón espermático que conducía al lado izquierdo del cuerpo", argumentó el abogado Lepisto.

Por otra parte desde el centro hospitalario J.C. Blair Memorial de Pensilvania no han entregado una versión oficial sobre los hechos, limitándose a decir que el profesional responsable de esta negligente intervención quirúrgica ya no trabaja en el recinto de salud.

¿Qué te pareció esta información? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: Shutterstock



pixel

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios

America/El_Salvador