Domingo, 10 de Junio de 2018 | 7:01 pm

De héroe a villano: murió para salvar a unos niños pero pronto se supo su oscuro secreto

El veterano de guerra Douglas Parkhurst escondía una oscura verdad que mantuvo oculta por 50 años.

Cargando el player...

Douglas Parkhurst, un veterano de Vietnam de 68 años, se convirtió en héroe luego de entregar su vida para salvar a unos niños que iban a ser atropellados de forma inminente por un auto en Sanford en el estado de Maine, Estados Unidos.

El viernes pasado, Douglas estaba presenciando un partido de besibol infantil cuando un auto irrumpió en la cancha. El sedán ingresó a toda velocidad y era cosa de segundos para que atropellara a un grupo de niños que estaban en su camino. En ese momento apareció el veterano de guerra, quien empujó a los menores detrás de una reja y los salvó de milagro.

Sin embargo, cuando intentaba cerrar la cerca, fue atropellado por el automóvil. Lamentablemente murió cuando iba camino al hospital. Valiente hombre que dio su vida para proteger a otros, escribieron en el Facebook de la liga de beisbol como una forma de agradecerle al héroeque había salvado a los niños.

Pero la historia rápidamente dio un giro inesperado, luego que se supiera que Parkhurst estuvo involucrado en un accidente de tránsito hace 50 años en que falleció una menor de tan solo 4 años, según señala el Washington Post.

Todo ocurrió en la noche de Halloween de 1968. Las hermanas Darlene y Carolee Ashby, de 15 y 4 años respectivamente, salieron de su casa en Fulton, Nueva York a comprar a un negocio cercano. De pronto la mayor de las hermanas sintió un tirón: un Buick acababa de pasar a toda velocidad atropellando y matando en el acto a su pequeña hermana.

Por años no se supo del conductor del automóvil hasta que en 2013, la policía llegó hasta la casa de Douglas, quien en ese entonces ya era padre y abuelo y lo interrogaron por la muerte de la pequeña Carolee. Los oficiales le dijeron que de todos modos no iría a la cárcel porque el delito ya estaba prescrito.

Parkhurst finalmente terminó confesando y reconoció que él era la persona que iba conduciendo el Buick ese Halloween de 1968 y que iba completamente borracho junto a su hermano.

Sé que mi mamá habría estado agradecida que salvara niños. En algún momento podré perdonarlo, pero no ahora, dijo Darlene a la prensa local.

Fotos: Shutterstock/Captura de video

pixel
Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios

America/El_Salvador