Jueves, 3 de Enero de 2019 | 4:53 pm

Trabajador ruso alterna su trabajo en aguas residuales con su pasión, el diseño de moda

Igor Kasev, trabajador ruso de aguas residuales, combina dos profesiones muy diferentes, un día reparar sistemas de alcantarillado y al día siguiente se dedica a su amor por la costura como diseñador de moda.

Kasev, de 38 años, comenzó a diseñar en la escuela creando bolsos para sus compañeras de clase, después se convirtió en su pasión, pero con cuentas que pagar, se formó como plomero y ha trabajado en una compañía de abastecimiento de agua y alcantarillado durante más de 10 años.

Los vestidos de Kasev que a veces se demora meses en confeccionar, pueden costar hasta tres mil dólares cada uno, pero él dice que no renuncia a su trabajo diario.

Igor Kasev, Ingeniero de aguas residuales y diseñador de moda: "(Mis clientes) son mujeres adineradas que pueden permitirse el lujo de pagarme 100 o 200 mil rublos (aproximadamente 1.500 o 3 mil dólares estadounidenses) por un vestido. Ellas se asegurarán de que sea exclusivo, hecho especialmente para ellas.".

La base de clientes de Kasev es limitada, ya que pocos residentes de Perm tienen un gran ingreso disponible para gastar en ropa de alta costura, pero él todavía sueña con mostrar su ropa en las pasarelas de Moscú algún día.

Anne Marie García, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios