Martes, 11 de Junio de 2019 | 3:41 pm

Señales de una crisis de desplazamiento forzado

Más de 1700 personas fueron obligadas a huir de sus casas en el último año en El Salvador, así lo revelo un informe presentado por organizaciones sociales.

El desplazamiento forzado sigue siendo un mal silencioso que afecta a decenas de salvadoreños, quienes por temor a perder la vida o que se atente contra sus familiares, se ven obligados a abandonar su hogar, dejando atrás su patrimonio, su esfuerzo, solo en el 2018, se registraron 1,724 desplazamientos forzados, las causas principales de este fenómeno sigue siendo la violencia ya que el 67.2% se desplazó por amenazas, el 29.8% por el homicidio de familiares y el 22.5% por temor.

Del total de los desplazados el 47% fueron niños y adolescentes, y los departamentos de San Salvador, La Libertad y Chalatenango son los que más casos registraron y la decisión de muchos fue emprender un peligroso viaje rumbo a Estados Unidos por lo que para frenar la migración irregular se debe poner un alto a la violencia.

Ante esta situación se analizan tres proyectos de ley relativos al desplazamiento forzado en la Asamblea Legislativa luego que en 2018, la Sala de lo Constitucional mediante una sentencia diera un plazo de seis meses a diputados, ministro de Justicia, la comisión coordinadora y la titular de la unidad técnica ejecutiva del sector de justicia, para que reconocieran a las víctimas de la violencia y del desplazamiento forzado, como sujetos de derechos y categorizarlos normativamente, el plazo venció en enero y hasta la fecha no hay mayores avances, por lo que el vicepresidente de la República se comprometió a darle cumplimiento durante la administración del actual gobierno.

Según los registros, de los países del triangulo norte, El Salvador es el que registra el mayor porcentaje de los casos de desplazamiento forzado.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios