Miércoles, 10 de Octubre de 2018 | 2:21 pm

Se cumplen 32 años del terremoto del 86

En medio de la emergencia provocada por las lluvias, los salvadoreños recuerdan las pérdidas humanas y materiales que dejó el terremoto del 10 de octubre de 1986, en un país conocido como el valle de las hamacas, las medidas de prevención y de actuación ante posibles desastres, siguen siendo una tarea pendiente.

32 años han pasado y el corazón de la capital sigue vulnerable ante un nuevo terremoto, como el registrado el 10 de octubre de 1986 con una magnitud de 7.5 grados en la escala Richter cuyo epicentro se localizó al sur de San Salvador, 1500 salvadoreños perdieron la vida, 200,000 quedaron sin hogar y decenas de edificios fueron destruidos, muchos de los cuales siguen en pie poniendo en riesgo a quienes viven, trabajan y transitan en las calles del centro histórico, siendo el Rubén Darío, el edificio que se convirtió en el símbolo de la tragedia en el quedaron soterradas 500 personas, el peligro a tres décadas sigue latente, muchos edificios que nunca fueron demolidos o clausurados han vuelto abrir sus puertas, los daños en infraestructura fueron maquillados, pero ¿quién es el responsable? Es la pregunta que de momento no tiene respuesta.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios