Viernes, 2 de Noviembre de 2018 | 2:08 pm

Refugiada adolescente espera convertirse en la mujer Rohingya más educada

Rahima Akter es una joven refugiada, que lucha por cumplir un sueño, convertirse en la mujer rohingya mas educada del mundo.

Akter de 19 años, es conocida popularmente como Khushi que significa "felicidad" en hindi. Ella es una de de las pocas niñas en su comunidad de más de 900,000 que se han graduado de la escuela secundaria, y ya está trabajando en una tesis para la universidad.

La joven recorre los campos de refugiados de Rohingyas en el sur de Bangladesh, para documentar relatos en primera persona de quienes huyeron de Myanmar el año pasado, después de que grupos militares y budistas comenzaron a masacrar a los musulmanes rohingya y quemar sus hogares.
Rahima Akter, 19, refugiada: "Al educarme, puedo conocerme a mí misma, por eso todavía estoy soltera. Muchas de mis amigas están aquí en los campamentos con uno o dos hijos".

Akter comenta que para las jóvenes la forma de sobrellevar la vida en los campamentos, muchas veces es casándose y teniendo hijos, pero insiste que solo a través de la educación es posible aprender a como vivir la vida de una forma diferente.

Sin embargo para la mayoría de los niños que crecen en los campamentos, esa posibilidad es mínima. Aunque reciben educación a través de organizaciones que establecen centros de educación en los campos de refugiados, es difícil poder ir un paso mas allá y tener acceso a una escuela secundaria, no solo por la distancia pero por las limitaciones culturales impuestas por la misma comunidad que no acepta fácilmente que las mujeres puedan estudiar. Akter tuvo que luchar contra esa cultura, y con la ayuda de su madre, Minara Begum, consiguió estudiar y graduarse de una escuela secundaria en Bangladesh.

Begum, quien ya había huido de una ola de violencia en Myanmar en 1992 y nunca tuvo oportunidad de ir a la escuela, decidió que sus hijas tendrían un futuro diferente.

Minara Begum, Madre de Akter: "Dijeron que las niñas no necesitan ser educadas demasiado. ¿Por que educar tanto a una niña? Eventualmente, todo lo que deberán aprender es a cocinar y encender la estufa. Dijeron que era un pecado enviar a una adolescente a estudiar 'Allah te castigará por sacarlas fuera de tu casa de esa manera' cuando las así llamadas representables personas de la comunidad dijeron eso, les 'Que Alah me castigue entonces".

La madre de Akter no solo decidió apoyar a una sino a tres de sus cuatro hijas a las que está enviando a la escuela, con la esperanza que puedan tener la capacidad de construir un mejor futuro por sí mismas y sin el estigma que existe sobre ser un refugiado.

Mientras Akter, cuando no está ocupada trabajando como traductora para periodistas extranjeros, organizaciones de ayuda, solicitudes universitarias, o en su investigación, ayuda a sus hermanos menores y los alienta para tomar la escuela en serio.

Ricardo Nunes, Associated Press
  

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios