Viernes, 5 de Octubre de 2018 | 4:29 pm

Nobel de la Paz reconoce la lucha contra la violencia sexual

El Comité Noruego del Nobel otorgó el Premio Nobel de la Paz a un médico congoleño y una yazidí que estuvo retenida por el grupo extremista Estado Islámico, en reconocimiento a su trabajo para llamar la atención y eliminar el uso de la violencia sexual como arma de guerra.

El doctor Denis Mukwege, de 63 años, fundó un hospital en Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo, y ha atendido a miles de mujeres, muchas de ellas víctimas de violaciones en grupo. Sufrió un intento de asesinato en 2012, y se vio obligado a exiliarse temporalmente.

La región oriental de la República Democrática del Congo ha sufrido más de dos décadas de conflictos entre grupos armados que han intentado destituir presidentes o simplemente controlar una parte de la vasta riqueza mineral del país.

Murad es unas de las 3.000 mujeres yazidíes que se calcula que fueron víctimas de violación y otros abusos por parte de miembros del grupo Estado Islámico.

Logró escapar después de tres meses de cautiverio y decidió contar su experiencia.

Los yazidíes son una antigua minoría religiosa, tildados falsamente de adorar al diablo por los extremistas musulmanes suníes. El Estado Islámico, basándose en una interpretación radical de textos islámicos antiguos, declaró que las mujeres yazidíes e incluso las jóvenes podían ser tomadas como esclavas.

El galardón está valorado en nueve millones de coronas suecas (1,01 millones de dólares). El año pasado, el comité reconoció la labor de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares.

Rosalba Ruíz, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios