Miércoles, 7 de Noviembre de 2018 | 1:17 pm

Negocios Hechos - Necesidades de empleo

Los jóvenes salvadoreños no están listos, ni se preparan, para ejercer los trabajados que predominan en el mundo en los próximos años, en Negocios Hechos, hablamos sobre esta situación que afecta a más de 10,000 jóvenes que se gradúan cada año de las universidades.

Desde hace semana Sara está aplicando en varias empresas para un empleo en el área de comunicaciones, a sus 25 años sus aspiraciones son grandes, grandes como las barreras que ponen las compañías para contratarla, sabe que el camino no ha sido fácil, pero es optimista.

Hablamos de una joven que se graduó de Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, UCA, tiene una especialidad en comunicación digital, desde hace años ha pasado por cinco pasantías en medios digitales y canales de televisión hasta trabajos de medio tiempo o en proyectos con algunas organizaciones, nos cuenta que ha sido difícil encontrar un empleo pues la carrera es demandada en las universidad pero con pocas oportunidades laborales.

Ella es de la idea que las universidades deben cambiar su curricula y oferta académica, respondiendo a las demandas que tienen las empresas en la actualidad.

Pero ¿Que está pasando? ¿Hay pocas universidades? ¿No hay incentivos empresariales para contratar personas? ¿Estarán fallando las universidades o las empresas?, para responder a estas preguntas visitamos a Helga Cuéllar, quien es la directora del Departamento de Estudios Sociales de Fusades, nos confirma que los jóvenes no están preparados para los trabajos del futuro.

A juicio de Helga y según estudios de su fundación, pese a los esfuerzos por extender la oferta educativa en El Salvador, los estudiantes de educación media están prefiriendo el bachillerato general y no la opción técnica vocacional y los pocos que eligen el currículo vocacional se concentran en áreas que más empleos perderán en el futuro.

La especialista cree que la opción técnica ya no es una opción segura para encontrar empleo, por lo que si realmente se quiere generar empleabilidad, se debe articular un trabajo entre las universidades y las empresas para crear bachilleratos con especialidades enfocados en la demanda laboral.

Y aquí Helga llama a institucionalizar los mecanismos de coordinación entre los centros educativos, las empresas y las instituciones responsables de la capacitación técnica vocacional, al igual que las universidades para que trabajen en conjunto.
  

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios