Miércoles, 7 de Noviembre de 2018 | 5:03 pm

Migrantes centroamericanos en México reflexionan sobre las elecciones legislativas en EEUU

Para algunos migrantes centroamericanos que han estado viajando por un par de semanas, huyendo de la pobreza y la violencia en sus países de origen, las pocas noticias que escuchan sobre las elecciones de medio término en Estados Unidos, parecen confusas para algunos, y algo atemorizantes para otros.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha apoderado de la caravana de migrantes y la ha presentado como una amenaza importante, aunque estos grupos han surgido regularmente a lo largo de los años y en gran parte han pasado desapercibidos.

En México, la ayuda humanitaria convergió alrededor de un estadio en la capital donde más de 4,000 migrantes centroamericanos que se dirigían hacia Estados Unidos descansaban el martes después de un arduo viaje que los llevó a través de tres países en el transcurso de tres semanas.

En declaraciones a The Associated Press en el estadio de la Ciudad de México, el migrante hondureño Miguel Ángel Murillo se mostraba preocupado por el posible triunfo republicano.

Miguel Ángel Murillo, migrante Hondureño: "¿Ahora? (Escuché) que (el presidente de los Estados Unidos, Donald), Trump obtendría la mayoría de los votos, y ustedes saben que al tener la mayoría de los votos, él puede decidir lo que quiera hacer con nosotros".

Sin embargo, muchos integrantes de este último grupo, han dicho que siguen convencidos de que viajar juntos es su mejor esperanza para llegar a Estados Unidos.

Los organizadores piden a los miembros de la caravana que ya se encuentran en la Ciudad de México esperar la llegada de rezagados e incluso a las otras caravanas que se abren paso a través de México.

La idea es encontrar fuerza en los números.

La Ciudad de México está a más de 600 millas del cruce fronterizo de EEUU más cercano en McAllen, Texas.

Una caravana, la primavera pasada optó por una ruta mucho más larga hacia Tijuana en el extremo noroeste, frente a San Diego.

Esa caravana se fue reduciendo a solo 200 personas cuando llegó a la frontera.

Ricardo Nuñes, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios