Miércoles, 22 de Mayo de 2019 | 2:30 pm

Mexicanos recurren a celulares falsos para darlos en asaltos

Los robos a mano armada se han vuelto tan comunes en el transporte público en la Ciudad de México que algunos pasajeros llevan consigo celulares falsos para entregar esos en caso de que sean asaltados.

Son útiles cuando se trata de engañar a los delincuentes armados que generalmente atacan en los autobuses urbanos, grandes y pequeños, que transportan a la gente entre la Ciudad de México y sus suburbios pobres que la rodean.

La profesora Martha Patricia Rociles Estrada fue víctima de este tipo de robos.

Martha Patricia Rociles Estrada, profesora: "Ahora tenemos que cuidarnos hasta de llevar dinero, porque si los asaltantes se enojan, corre uno el riesgo de que inclusive por no llevar nada lo maten".

En los primeros cuatro meses de 2019 hubo un promedio diario de 70 asaltos violentos en la Ciudad de México.

Alrededor de dos tercios se realizan contra transeúntes, y el resto se divide casi por igual entre los pasajeros del transporte público y los automovilistas que son atracados durante la luz roja del semáforo o en medio de los embotellamientos viales.

Entre 2017 y 2018, los asaltos de ese tipo aumentaron un 22%.

Los teléfonos de señuelo tienen un costo de entre 300 y 500 pesos por pieza (equivalentes a entre 15 a 25 dólares).

Tienen pantalla de inicio y los modelos son idénticos a los originales, pero por dentro su procesador es tan ligero que se les ha agregado una pieza de metal que le sume peso para que sea similar al teléfono de verdad.

Sin embargo, el vendedor Axel admitió que la víctima se vería en problemas si el ladrón se da cuenta que le dieron un simple señuelo.

Debido a eso, algunos intentan una estrategia diferente. Gastan un poco más para comprar un segundo teléfono que sea más barato, pero real.

Rosalba Ruíz, Associated Press
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios