Jueves, 6 de Diciembre de 2018 | 12:39 pm

Los hermanos que buscan superarse vendiendo sorbete

En Ahuachapán, en el parque La Concordia, dos jóvenes buscan trazar su camino al éxito preparando sorbetes, pero en sabores y variedades nada comunes

Hora de trabajar el primer pedido, en el lugar la jornada comienza partiendo aguacates, habilidad que Mónica y Erick Silva, dos hermanos originarios de Ahuachapán, han desarrollado a la perfección porque lo utilizan para convertirlo en sorbetes a la plancha.

Mónica, tiene 20 años, estudia comunicaciones y es reconocida por varios triunfos en certámenes de belleza a nivel nacional e internacional, es una joven que quiere terminar su carrera universitaria y está decidida a lograrlo con sacrificios propios, sintiéndose orgullosa de sus acciones.

Nunca está sola, Erick de 17 años la acompaña, un adolescente que sueña ser piloto y para lograrlo está dispuesto a vender sorbetes el tiempo que sea necesario.

Van muy bien, le apostaron a un postre poco común en el país, le llaman sorbete a la plancha, se equiparon con lo necesario y una base con temperatura a -40 grados centígrados les permite crear sabores que se roban la atención de muchos en una esquina del parque La Concordia de Ahuachapán y van por más, los hermanos Silva quieren expandirse para que otras personas también se superen.

Comenzaron con aguacate pero los clientes les han salido exigentes obligándolos a mezclar leche con todo tipo de frutas y hasta golosinas para crear sorbetes únicos, es el diario vivir de Mónica y Erick, jóvenes con objetivos claros que aseguran no descansaran hasta convertirse en profesionales.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios