Lunes, 4 de Abril de 2016 | 5:00 pm

Lo importante es la madurez con la que enfrentamos nuestros problemas

Las actitudes infantiles hay que dejarlas afuera

En concreto cuando hablamos de madurez emocional nos estamos refiriendo al hecho de que una persona en cuestión cuenta con un pensamiento y una conducta, tanto sobre sí misma como sobre el resto del entorno, que indiscutiblemente la alejan de cualquier tipo de actitud que se pueda definir como infantil.

Déjanos tus comentarios