Jueves, 10 de Enero de 2019 | 4:45 pm

Filipinos católicos realizan procesión pese a ataques de Duterte

Una enorme multitud de católicos filipinos participaron el miércoles en una procesión detrás de una imagen de varios siglos de un Cristo negro, a pesar de los temores al terrorismo y los ataques del presidente Rodrigo Duterte a la fe católica.

La policía dijo no tener conocimiento de una amenaza concreta, pero envió más de 9.000 agentes, incluidas unidades antiexplosivos y un helicóptero, para dar seguridad a la procesión anual del Nazareno Negro por las calles de Manila.

Se preveía la participación de unas 5 millones de personas en la procesión que se desarrolla desde el amanecer hasta medianoche.

Valentina Ramos, creyente católica: Primero, mi hija tuvo cáncer y sobrevivió. Sobrevivió al cáncer dos veces. Luego, mi esposo se enfermó de los pulmones y también sobrevivió. Luego, mi primer hijo consiguió un buen trabajo por el Nazareno Negro", dijo.

La pasión religiosa ocupa el centro de la escena debido a los ataques del presidente Duterte a la Iglesia, la fe y los obispos, fuertemente críticos de las matanzas provocadas por la represión a los carteles de las drogas. En junio, Duterte calificó a Dios de "estúpido" y ofreció renunciar si alguien le demuestra que Dios existe.

Se cree que la imagen de Cristo coronado de espinas y cargando una cruz fue transportada de México a Manila por misioneros españoles en 1606. El buque se incendió, pero la imagen de madera sobrevivió, aunque chamuscada. Muchos creen que el haber sobrevivido a terremotos y los intensos bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial es la prueba de sus poderes.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios