Viernes, 20 de Julio de 2018 | 12:13 pm

Celebración sandinista

Nicaragua conmemoro este jueves, en medio de protestas, el 39 aniversario de la revolución de 1979 contra el dictador Anastasio Somoza.

Algunos dicen que el país ha progresado bajo el actual gobierno de Daniel Ortega, quien ayudó a liderar el levantamiento sandinista de 1979, que derrocó a la familia Somoza, pero otros dicen que Ortega se ha convertido en un dictador.

Las protestas que estallaron por los recortes de pensiones en abril se han convertido en un movimiento más grande que exige a Ortega ceder el poder que él y su esposa, Rosario Murillo, han concentrado.

Las fuerzas aliadas del gobierno desalojaron a estudiantes acampados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y retomaron el barrio simbólicamente importante de Monimbo, un bastión de la revolución de 1979 ubicada en la ciudad de Masaya, al sureste de la capital.

La ciudad se había convertido recientemente en un centro de resistencia al gobierno de Ortega.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos registró 351 muertes entre el 19 de abril y el 10 de julio en el país. El gobierno dice que más de 200 personas han muerto desde que comenzaron los disturbios.

Carla Sequeira, Asesora Legal de la Comisión de Derechos Humanos de Nicaragua, dice que están tratando de determinar el número de personas desaparecidas.

Ortega, que volvió al poder en 2007, después de tres intentos fallidos de ganar la presidencia, también ha ignorado los términos de los mandatos para ser reelegido y ha llenado tribunales y agencias con sus partidarios.
 

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios