Jueves, 20 de Abril de 2017 | 8:22 am

A 10 años de su desaparición: así fueron las últimas horas de Madeleine McCann

¿Qué ocurrió aquel día en que Madeleine McCann desapareció? ¿Cómo se desencadenaron los hechos?

A 10 años de su desaparición: así fueron las últimas horas de Madeleine McCann
A 10 años de su desaparición: así fueron las últimas horas de Madeleine McCann

La desaparición de la pequeña Madeleine McCann, el 3 de mayo de 2007, conmovió a todo el mundo. Y es que sus padres, Kate y Garry, jamás imaginaron que aquel día en Portugal, en el complejo Praia da Luz, sería la última vez que verían a su hija.

Hasta el día de hoy aún no se sabe cuál es su paradero y, cada cierto tiempo, aparecen nuevas teorías que se suman a la investigación. Hace unos días trascendió que la niñera del resort donde la familia McCann se encontraba alojando, decidió romper el silencio y entregó sus testimonio respecto lo que vio aquella noche.

Sin embargo, ¿qué fue exactamente lo que ocurrió ese día? El sitio Infobae entregó una detallada guía para entender cómo se desencadenaron los hechos.

A las 10:00 am, después de desayunar en el comedor del hotel, los McCann trasladaron a Madeleine y a los mellizos -Sean y Amelie- a un Club del recinto en el que niñeras se harían cargos de ellos. Ellos, como de costumbre, salieron a realizar una caminata matinal.

Dos horas y media más tarde, fueron a buscar a los pequeños y se fueron a su habitación. Allí almorzaron y salieron a la piscina.

Posteriormente, a las 2:20 pm, los padres le tomaron a Madeleine la que sería su última fotografía. Una hora después, volvieron a dejar a los pequeños al cuidado de las niñeras del resort.

Ya eran las 6:00 pm y Kate fue a recoger a los niños a la guardería. Se dirigió a su habitación mientras Garry se dispuso a jugar tenis con sus amigos durante una hora.

Media hora después, Garry le pidió a su amigo David Payne que fuera a ver si Kate y los niños ya estaban en la habitación. Payne formaría parte del grupo de siete personas que esa noche irían a comer a un restaurante, cerca del hotel.

A las 7:00 pm, Gerry terminó de jugar tenis y regresó a su habitación. Ambos padres acostaron a los niños en el cuarto que da a la calle. A Madeleine la ubicaron en una cama y a los mellizos en cunas de viaje.

Kate y Garry, media hora después, tomaron una ducha. Antes de partir al hotel, abrieron una botella de vino. A las 8:00 pm partieron y luego de 40 minutos llegaron al hotel antes que todos sus amigos.

Eran las 8:55 pm, y los adultos comenzaron la rutina para chequear a los menores, pues los McCann no eran los únicos que tenían hijos. La idea era que entre todos ellos se turnaran para ir a las habitaciones de los menores y revisar que todo estuviera bien. El primero en ir fue Matt Oldfield.

La última vez que alguien vio a Madeleine fue a las 9:05 pm y fue justamente su padre. Era el turno de Gerry para ir al resort, entró por las puertas corredizas que daban al patio, pues las dejaban abiertas para no ingresar por otra que hacía más ruido. Se percató de que la puerta de la habitación está más abierta de lo normal y se extrañó. Se asomó al cuarto y vio que los tres niños estaban totalmente dormidos.

A los minutos, salió de la habitación y comenzó a hablar con Jeremy Wilkins al otro lado de la calle. Él también era uno de los huéspedes del hotel pero no asistió a la comida pues tenía que acompañar a su hijo.

Jane Tanner, una de las amigas del grupo, a las 9.15 pm, caminó por la calle y vio que Gerry y Jeremy estaban conversando. En su declaración aseguró haber visto a un hombre caminando rápido y que estaba saliendo del complejo. En sus brazos llevaba una niña dormida con pijama rosa. No le llamó la atención, chequeó su habitación y vio que su hijo estaba dormido.

De manera posterior, Kate tuvo que ir al resort. Sin embargo, Matthew Oldfield y Russell O'Brien se ofrecieron para reemplazarla. Oldfield, al ingresar al cuarto, se dio cuenta de que la puerta estaba levemente abierta pero no le prestó atención. Se asomó y alcanzó a ver a los mellizos pero no chequeó que estuviera la pequeña.

A las 10:00 pm, Kate volvió a la habitación y vio la puerta, y la ventana entreabierta. Madeleine no estaba en su cama, se desesperó. A los minutos, Rachael Oldfield le avisó a Tanner de la situación y ella precisó: "¡Dios mío! ¡Vi a un hombre llevando a una niña!".

Tras 15 minutos, Tanner fue a la recepción para informar la desaparición. El hotel llamó a la policía y, de acuerdo a los testimonio, esta se demoró demasiado en llegar.
Luego de una hora llegó la policía, y en compañía de detectives y el grupo de amigos, empezaron a recorrer las calles.

Finalmente, entre las 4:00 y 5:00 am, la policía suspendió la búsqueda de la menor y abandonaron el recinto. Solo horas después, la noticia de la desaparición de Madeleine McCann dio la vuelta al mundo.

Fotos: Wikipedia / Instagram.



pixel

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios

America/El_Salvador